Organismos oficiales

Cuando nombramos un organismo oficial, éste se escribe en mayúsculas:

"Nos acercamos al Ministerio de Cultura."

Al igual que el responsable de dicho organismo, siempre que no se incluya su nombre:

"Ésas fueron las declaraciones del Ministro."

"Ésas fueron las declaraciones del ministro Pérez Rubalcaba."

Aunque no hay que confundir esta regla cuando no nos referimos a un organismo oficial o su responsable en concreto:

"Ocurre lo mismo en cualquier ministerio."
"Prefiero un puesto de conserje que de ministro.", "vive mejor que un ministro."

Ni tampoco confundir con cargos, graduaciones, etcétera:

"El almirante Carrero Blanco fue brutalmente asesinado."
"El sargento Peláez recibió la medalla al mérito."