El valor de una coma

Esta entrada se la dedico a mi buen amigo Gerardo, que me lo mandó como una broma, y su mensaje me ha dado un ejemplo más de la importancia de los signos de puntuación.
Analicemos esta frase, a la que, sin duda alguna, le falta una coma:

"Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría a cuatro patas en su búsqueda".

Veamos ahora dos formas de ponerle la coma (por favor, haz una pausa después de la coma):

"Si el hombre supiera realmente el valor que tiene, la mujer andaría a cuatro patas en su búsqueda".

"Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer, andaría a cuatro patas en su búsqueda".

Está claro que los signos de puntuación pueden alterar por completo el significado de una frase, ¿no?...

12 comentarios:

Sergio dijo...

¡Exactamente eso es lo que creo yo e intento hacer entender a la gente siempre!
No soporto que tantas personas infravaloren las lenguas... No tienen respeto por nada, ni siquiera por ellos mismos; no tienen interés en aprender mucho más y mejorar cuanto se pueda...
En fin, supongo que no se puede luchar por causas perdidas, pero bien está intentarlo por todos los medios, pienso yo.
¡Más «blogs» como el tuyo y el mío hacen falta!

Saludos.

Santyago dijo...

Muchas gracias por el apoyo, Sergio.
Con esta entrada, quería demostrar que la ortografía no es una serie de reglas incómodas que no sirven para nada, sino que es la manera de hacer que nos entendamos los unos a los otros.
¡Saludos!

Maximiliano Kerszenbaum dijo...

Hola:

Excelente trabajo tienes en el blog!!! Es de mucha ayuda!!!!

Saludos!

Max.

José María dijo...

Menos mal que álguien da valor a la ortografía. La verdad es que con tanto mensaje de movil o por chat, se está perdiendo.

Palfrei dijo...

Hola,

me quedé pensando el último ejemplo y creo que tiene el mismo sentido que el primero (sin la puntuación) siempre y cuando no se cambie el orden de los miembros.

No obstante si se invirtiera el orden del condicional y quedara así: "Andaría a cuatro patas en su búsqueda, si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer", se podría concluir que el sujeto sea tanto "yo" como "el hombre" porque la conjugación del pretérito del subjuntivo suele ser idéntica tanto para la primer persona como para la tercera del singular además de que el sujeto tácito dificulta el reconocimiento de la verdadera identidad del mismo.


Gracias por hacer pensar.

Saludos.

Anónimo dijo...

Otro ejemplo:
"Sarmiento dice el profesor es un burro"

Puede interpretarse:

"Sarmiento, dice el profesor, es un burro"

"Sarmiento dice, el profesor es un burro"

Anónimo dijo...

Para los que insisten en escribir mal omitiendo la ortografía.

Anónimo dijo...

Me encantó tu blog, lo encontre de casualidad por la red, fue un regalo de dios porque escribo de la patada jajaja.
Me gustaría que existiera un tema similar a éste pero con el uso del punto y coma, me sería de gran ayuda.
Muchas gracias y sigue con este excelente blog!

Anónimo dijo...

Muy buenooo!!!!!!

Abelardo León González dijo...

Aquí un interesante artículo acerca de las comas...en exceso y por defecto. ;)

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/04/25/cultura/1366875072.html?a=826d75ca6bfda4fa9867651453c4fe0e&t=1366888226&numero=

Gabriel Genellina dijo...

Hola. Este texto anda circulando por ahí, atribuido a Julio Cortázar. ¿Podrías decirme si es de tu autoría, o de dónde lo tomaste? Gracias, Gabriel.

Daniel Camacho Paulino dijo...

¡Me encanta este blog!